Header AD

La Poderosa Maldición de Jacques de Molay, el Último Gran Maestre de los Templarios


El 18 de marzo de 1314, Jacques de Molay y otros templarios, después de soportar la tortura y muchas otras humillaciones, fueron enviados a la muerte. De Molay era un anciano, cansado de la vida y orgulloso de sus logros. Sabía que la tragedia que tocaba a sus hermanos y a él mismo era el resultado de una conspiración por parte del rey Felipe de Francia.

Jacques de Molay nació en el año 1243 dC. Era el último Gran Maestre de la orden de los Caballeros Templarios. Estuvo al mando de la Orden desde el 20 de abril de 1292 y fue su gran reformador. Hay muchas historias más o menos reales sobre él, pero hay poca información sobre sus raíces y su vida. Una leyenda dice que durante su viaje por el Camino de Santiago a finales del siglo XIII dejó su espada en el castillo de Ponteferrada en España.

 Los Cballeros Templarios lucharon en las cruzadas, lo que les trajo mucho dinero. De Molay también pasó mucho tiempo en el Oriente Medio, y finalmente se convirtió en el jefe de la Orden.

Para entonces los templarios eran famosos por su valentía y riquezas. Los reyes y los nobles de Europa sabían que eran muy ricos y algunos incluso pensaron que durante la visita a Oriente Medio los templarios habían descubierto el tesoro del rey Salomón y lo habían ocultado.

Escuchando estos rumores, el rey de Francia, Felipe IV, decidió pedir dinero prestado a la Orden, creyendo que podía hacerlo sin límites. Los templarios eran buenos en la administración del dinero, pero cuando le prestaban a alguien, esperaban recibir su pago.

Ese fue el comienzo del fin de los Templarios: Felipe IV de Francia no quiso pagar su enorme deuda con la Orden. En lugar de devolver el dinero a los templarios, decidió aprovecharse de la situación. Para su conspiración contó con el apoyo del papa Clemente V, y en el 1307 muchos miembros de la Orden fueron arrestados en Francia. La pesadilla de las torturas estaban a punto de comenzar. De Molay también fue disuelto de sus deberes por orden del papa Clemente V.


Por órdenes de Felipe IV, las torturas sobre los Templarios se completaron de la manera más aterradora posible. Uno por uno, los hombres torturados por la Inquisición Medieval, dieron falsas confesiones para detener su sufrimiento. Sin embargo, el valiente Gran Maestre se retractó de su confesión y Felipe decidió quemarlo vivo frente a la catedral de Notre Dame de París.

De acuerdo con los testigos de la ejecución, de Molay no mostró ningún signo de miedo, e intentó no mostrar dolor durante su lenta muerte en la hoguera.

En las llamas se escucho la voz de un hombre a punto de morir, era Jacque De Molay y esto se le escucho gritar: "Clemente y tu también Felipe, traidores a la palabra dada, Os emplazo ante el tribunal de Dios!...A ti Clemente antes de los cuarenta días y a ti ,Felipe, dentro de este año!. Y así fue el papa murió en Roquemaure el 9 de abril del 1314  y  Felipe el Hermoso murió arrojado de su caballo el 29 de noviembre del 1314.

Una maldición que asustó a toda Europa 

La maldición fue también el destino de todos los sucesores de Felipe. Entre el 1314 y 1328 murieron los tres hijos y nietos del rey francés.

¿Fue real la maldición de De Molay? ¿O sus Caballeros lograron la venganza del Gran Maestro?
La historia del último Gran Maestre y su horrible maldición se convirtió en un golpe en todos los tribunales europeos. También arruinó la política de Francia porque algunos de los gobernantes tenían miedo de colaborar con la maldita familia real.

Esta historia se convirtió en un tema principal de la famosa serie de novelas históricas de Maurice Druon (Los Reyes Malditos). Los libros fueron publicados en los años 1955 y 1977, y representan la realidad de los tiempos de De Molay. También fueron adaptados en varias películas y miniseries de televisión.

En septiembre de 2001, Barbara Frale, una paleógrafa italiana en el Archivo Secreto Vaticano descubrió un documento conocido como el Pergamino de Chinon. Este documento afirma que en el 1208 el Papa Clemente V absolvió a Jacques De Molay y al resto de los Caballeros Templarios de los cargos presentados contra la Inquisición. Seis años más tarde, el Vaticano publicó el documento como una edición limitada de 800 ejemplares.

En junio de 2011, el Papa Benedicto XVI se disculpó por el asesinato de De Molay y reconoció que fue víctima de falsas acusaciones. Siglos después de la tragedia, el Vaticano admitió que el Papa había apoyado los asesinatos, aunque los templarios no eran culpables.

Referencias:
ancient-origins.net.
M. Barber, The New Knighthood: A History of the Order of the Temple, 1994.
A. Demurger, Jakub de Molay. Zmierzch templariuszy, 2012
H. Nicholson, The Knights Templar: A New History, 2001.

La Poderosa Maldición de Jacques de Molay, el Último Gran Maestre de los Templarios La Poderosa Maldición de Jacques de Molay, el Último Gran Maestre de los Templarios Reviewed by Jesús Arce on martes, febrero 21, 2017 Rating: 5

1 comentario

  1. Anónimo2/24/2017

    ¡¡¡Los templarios vivirán por siempre!!!

    ResponderEliminar

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Post AD