Header AD

La guerra entre los Asesinos y los Templarios


Son pocos los relatos históricos acerca de los encuentros entre Templarios y Asesinos, pero una de las acusaciones que pesaron sobre los Templarios fue un supuesto pacto secreto con la Orden de los Ismaelitas (Nizaries) también conocidos como los Hashshashin o asesinos.

Curiosamente y como se puede apreciar en la ilustración artística de este post, los Templarios y los Asesinos llevaban en sus uniformes los mismo colores: rojo y blanco. Los primeros usaban cruz y manto, mientras que los segundos se ponían un cinto y una túnica.

Se dice que la Orden de los Asesinos fue una réplica exacta de los Templarios, hasta en el hecho de que contaban con una doble jerarquía: una visible y otra secreta.

Pero una de las acusaciones que pesó sobre la Orden del Temple fue que mantenía uno lazos demasiado estrechos con Hasan-i Sabbah mejor conocido como el "viejo de la montaña", a quien se le consideraba un dominador invisible, en cuyas mano se jugaba la vida y la muerte de los califas y los sultanes.

Los Asesinos fueron una de las fuerzas mas temida en el mundo medieval, maestros en el sigilo, expertos en el camuflaje atacaban apareciendo de la nada.

Aparecían como si fueran fantasmas, llegaban apuñalaban y luego desaparecían. El terror era su mejor arma.

Los Caballeros Templarios eran una orden militar religiosa de la caballería cristiana y fue una de las más poderosas órdenes militares de la Edad Media.

La primera victima templaria en morir a manos de los Asesinos fue El Conde Raimundo II de Tripoli. El asesinato de un gobernador Templario llevo a los Templarios a emprender un ataque a los Hashashins en uno de sus castillos sirios e imponerle un tributo anual de una dos mil monedas de oro.

Otra victima cristiana importante muerta a manos de los Asesinos fue Conrado de Montferrato, rey latino de Jerusalem asesinado 1192.

El 12 de abril de 1192 el líder Conrado de Montferrato esta a punto de convertirse en el hombre más poderosos de Tierra Santa.

Esa noche Conrado regresa a su hogar después de cenar, caminaba por una calle estrecha habían dos hombres cada uno sentado a un lado de la calle.

Conrado cree que son monjes miembros de confianza de su circulo, pero lo que Conrado no se imagina es que  esta punto de convertirse en victima de los legendarios Asesinos, en cuestión de segundos fue asesinado por dos Asesinos que le apuñalaron al menos dos veces, en el costado y en la espalda.

Hay varia versiones que apunta a que este asesinato fue un complot promovido dentro de la política de los Francos en Tierra Santa.

El asesinato quedó sin ser resuelto. Después de ser torturado, el hashshashin superviviente que fue atrapado por uno de los guardaespaldas de Corado aseguró que Ricardo estaba detrás del asesinato, lo que es imposible de probar.

Algunas sospechas recayeron sobre Hunfredo de Toron, el primer marido de Isabel. La sombra de Saladino también podría estar tras el asesinato, aunque el hecho de que estuviese en medio de nuevas negociaciones con Conrado hace de ello bastante improbable. Además, Saladino no era partidario de los hashshashin. En 1970 Patrick A. Williams argumentó que el culpable era Enrique de Champaña, pero parece improbable que tomase una decisión tan drástica sin el consentimiento de su tío Ricardo.

Más tarde, mientras regresaba de las cruzadas disfrazado, Ricardo fue reconocido por Meinhard II de Görz, quien era sobrino de Conrado, seguramente por el primer matrimonio de este, y fue encarcelado por Leopoldo V de Austria (primo de Conrado).

Una de las causas para ser detenido fue precisamente el asesinato de Conrado. Ricardo solicitó que los hashshashin rehabilitasen su nombre y, en una oportuna carta supuestamente enviada por el líder hashshashin Rashid ad-Din Sinan, se le exculpa de todo.

La carta relataba que en 1191 Conrado había apresado un barco hashshashin que había buscado refugio en Tiro durante una tormenta. Conrado mató al capitán, encarceló a la tripulación y se apropió del tesoro que el barco transportaba. Cuando Rashid ad-Din Sinan solicitó que la tripulación fuese liberada y el tesoro devuelto Conrado se negó, y Rashid le sentenció a muerte.

Sin embargo, es difícil creer que esta carta sea auténtica: Rashid ya estaba muerto en aquella época, y a parte de esta carta en sí, no hay más datos que sostengan que los hashshashin tuviesen algo que ver con la navegación. Por otra parte, Isabel, embarazada, se casó con Enrique de Champaña tan solo siete días después de enviudar, lo que podría indicar que estaba al corriente de lo que iba a suceder.

Los Asesinos y los Templarios terminaron de la misma manera, perseguidos y destruidos por la estructura de poder ortodoxa que desafiaron. Los templarios fueron destruidos por una alianza impía entre la Iglesia y el Estado.
Los Asesinos desaparecieron al tener que enfrentarse a dos enemigos muy poderosos. De un lado, la dinastía de los mamelucos, que había sucedido en Egipto al Sultanato Ayubí, y cuyos ejércitos, dirigidos por el sultán Baibars, tomaron el último baluarte nizarí en Siria en 1273.

Pero la leyenda de estos dos grupos dejaron huellas imborrables en la historia, posteriormente se convirtieron en inspiración para la organización de grupos y sociedades secretas.

Arte Propiedad de: Swallowchaser

La guerra entre los Asesinos y los Templarios La guerra entre los Asesinos y los Templarios Reviewed by Jesús Arce on lunes, febrero 20, 2017 Rating: 5

7 comentarios

  1. Conrado de Monferrato, no Conrado de Monserrat.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1/04/2016

      jaja tampoco es Monferrato es Montferrato

      Eliminar
  2. Saludos cordiales y muchas gracias por aclarar el error en la redacción. Gracias por visitar nuestra pagina.

    ResponderEliminar
  3. tio tio1/04/2016

    Es Monferrato no Monserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NightWolf1/04/2016

      Ya el error fue aclaro por el redactor del articulo ¿O es que acaso no sabes leer? y de hecho yo creo que sí hubo una alianza entre los Asesinos y Los Templarios.

      Eliminar
  4. pero si en realidad los templarios existen en la actualidad y son dueños de bancos empresas grandes y otras cosas seria un nuevo mundo cuando ellos lo digan

    ResponderEliminar

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Post AD