Header AD

La espada y la Iglesia


La tierra que se poseía así podía ser legada del padre al hijo, y a cada poseedor prestaba juramento de lealtad a su vez.
Pero, desde luego, el juramento de lealtad se violaba a menudo..., y por eso ocurrían innumerables disputas y luchas.

En realidad, sólo había dos poderes en el mundo feudal de Europa: uno era la espada; el otro, la Iglesia. En el este, la Iglesia se había convertido en una especie de apéndice del gobierno; cada emperador era, por derecho de su cargo, jefe de la iglesia.
Pero, en Roma, los papas se consideraban independientes y aun superiores a todo emperador. Estos papas romanos hasta reclamaban el derecho crear emperadores, recordando que el papa León III había coronado a Carlos-magno en año 800.

Con reyes tan belicosos y papas tan independientes, era inevitable que surgiesen dificultades. Tarde o temprano, las pretensiones de la Iglesia tenían que chocar con las del rey, y entonces ocurría una larga lucha para ver quien era más poderoso, si el pontífice o el monarca.
La espada y la Iglesia  La espada y la Iglesia Reviewed by Jesús Arce on lunes, junio 08, 2015 Rating: 5

No hay comentarios

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Post AD