Header AD

La casa de Los Hobbits sí existe


Los paisajes de Nueva Zelanda ayudaron al director Peter Jackson a llevar a la gran pantalla los libros de El señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien.

Son muchos los tolkienturistas que visitan el país, pero los escenarios están bastante lejos unos de otros y verlos todos es casi tan épico como las aventura de Frodo y el resto de la Comunidad del Anillo.

Por ejemplo, las casas de los hobbits en La Comarca, la aldea de Frodo Bolsón, fueron construidas en Alexander Farm, cerca de Matamata. Hay un poblado hobbit con casas, un molino y la Posada del Dragón Verde listo para los visitantes. Pero hay también muchos escenarios naturales que nos evocarán el mundo de los hobbits, como el bosque de Snowdown, en la Isla Sur, que representó el Bosque de Fangorn en Las dos torres. En la vida real es igual de frondoso y verde, solo que los árboles no hablan.

La cordillera de las Remarkables, cerca de Queenstown, también en la Isla Sur, fueron las Montañas Nubladas en El Señor de los Anillos y El hobbit, mientras que el Parque Nacional Tongariro sirvió como localización de Mordor, destino final de Frodo, y en él hay tres volcanes, entre ellos el monte Ngaruhoe, que en la película se convierte en el Monte del Destino. En su cima no hay un feroz ojo gigante, pero sí es un volcán activo.
La casa de Los Hobbits sí existe La casa de Los Hobbits sí existe Reviewed by Los Últimos Templarios on viernes, diciembre 19, 2014 Rating: 5

No hay comentarios

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Post AD