Header AD

El Tesoro Templario ¿ficción o realidad?

 Los Caballeros Templarios excavaron durante diez años en el Templo de Salomón. En dos siglos, se convirtieron en uno de los grupos más poderosos y acaudalados de Europa, induciendo a muchos a pensar que habían acumulado un enorme tesoro. Se decía que antes que los Caballeros desaparecieran a manos del Papa y el Rey Felipe de Francia en 1307, depositaron su inmenso tesoro en una embarcación que iba rumbo a Escocia. Algunos creen que el cargamento fue escondido en Oak Island, Nueva Escocia y que llegó a la naciente América alrededor de 1700. Efectivamente, Cristóbal Colón también tenía conexiones con Los Caballeros de Cristo, una rama de los Caballeros Templarios, de modo que él también ha tenido un papel en el misterio.

 Nadie sabe si el Tesoro de los Caballeros Templarios existe o dónde se encuentra en la actualidad. El misterio de los Caballeros Templarios es aún muy seductor en la cultura popular, como lo pone en evidencia la novela de gran éxito en ventas de Dan Brown titulada The Da Vinci Code.


El Tesoro Templario ¿ficción o realidad? El Tesoro Templario ¿ficción o realidad? Reviewed by Los Últimos Templarios on jueves, septiembre 08, 2011 Rating: 5

2 comentarios

  1. Anónimo8/13/2012

    KoLoOn, era otro BaAzKoOn, continuación de los que habían llegado al otro continente con las culturales litúrgicas oriak, como D. LeOnOr, que también era de la misma Gens en el OriGens, cuando llegada la coyuntura con Fernan y la GeBaAra, del BuruGo y De ZaraAgoZa-ArAgoOn, había llegado la hora, de contar las epopeyas viejas con El Temple, actualizándolas...El SangreReal templario, eran las "Familias" Mezclas gentilicias NabarZarrak, cuando había llegado la hora, de finiquitar-liquidar las viejas formas Era-Il, donde aún, como en todos los eminentes pasados, seguían en el AzKaAr, cuando también termina con el ArAno (), aún continuando representándose, en la misma Estrella y SuS cadenas...Lo siento si no me comprenden, todo es sencillo, todo está concatenado, es la autorreforma, por la misma sangre consanguinia, la cual sigue inscripta, no solo en nuestros apellidos, también en toda la MadreNaturaLEZA, donde esta fecunda vencedora Amona-AmaAteRaZu, se repite como su puerta, en DaAbarZa y en el lejano Oriente, como copiuas del Medio y este de aquí, igual que Iran-IrAnZu ó, IzAnAgi IzAnAmi, en la lejana transición Matri-Patri, del país donde nacía el Sol, todos eran de estas "familias", del Sangrereal, libres, los AriOz e IzKoz, cuando Joze y AteEnea también...BaAzkoOnekNabarzarrak

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/13/2012

    Tengo que pedir un favor, a los aficionados a esta bibliografia templaria, yo soy un viejo, que ya la leyó hace muchos años y, recuerdo una poesía, donde decía de este tesoro, con hermosas estrofas que aún recuerdo en parte, pese a tenerlas mucho tiempo guardadas, (al hacer limpieza mi compañera, sin querer las hizo desaparecer), decían, debajo de la Encina...era la Amona, la antigua dioZa de Estas "familias", donde el verbo se hizo carne...este verbo cristiano, como la IIª persona y diOz, posiblemente se referia al sitio de SuGranCultura=IrAnZu anterior, donde el Temple hizo para Sus reuniones, el mayor refertorio, lo mismo ocurrió en LiIzarRa, cuando en el nuevo espiritu-Ruah, hacen en esta calle todas las casas iguales, por ser aún comunistas, mientras, a su espalda, aprovechando el recodo del río y la peña, hacen también, el mayor amurallado...que como no podía ser de otra manera, los epígonos de los frandes asesinos, el S. Oficio y SUS loritos, dicen de la cristiandad... Donde Este nuevo clero, (tremendamente infantil, pero muy peligroso en el tiempo), solo era la herramienta necesaria, para tapar lo anterior...Perdón, ya me había ido de la petición...Debajo de la Encina, donde el Verbo se hizo carne...me gustaría me la completaran, siempre se dijo que en esta joya histórica semienterrada, se guardaba el gran tesoro, donde los de ArAgoOn-KaTaLoOna eta abar, eran simples copias...R.j.r.p.p.

    ResponderEliminar

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidos.

Post AD